Todo sobre la Experiencia Laboral; En muchas entrevistas de trabajo que hemos tenido y en otras que hemos escuchado, hay una frase que se repite: «En realidad estamos buscando a alguien con más experiencia laboral». Incluso después de graduarte, si solicitas un trabajo relacionado con el campo que has estudiado, es probable que escuches este mantra una y otra vez.

¿Cuál es esta lógica? ¿Cómo vas a adquirir experiencia laboral si ni siquiera consigues un trabajo para empezar?

¡Pero no dejes que eso te desanime! En esta publicación, te ayudaremos a encontrar la luz hacia las bolsas de trabajo con la poderosa arma de la experiencia laboral.

Todo sobre la Experiencia Laboral

¿Qué es la Experiencia Laboral?

Veamos primero qué es la experiencia laboral. Es un conjunto de habilidades y conocimientos que has adquirido en un trabajo durante un periodo de tiempo. No se trata sólo del tiempo que has trabajado y de los puestos que has ocupado, sino también de lo que has aprendido en esa función.

Del concepto de experiencia laboral se deduce que es un aspecto clave de la contratación e incluso es imprescindible para algunas vacantes: No creemos que ningún reclutador considere la posibilidad de contratar a un chef que sólo tenga experiencia como camarero: ¡la cocina podría desmoronarse en una noche de trabajo!

¿Cómo Hacer un Curriculum si no Tienes Experiencia Laboral?

El CV es la principal herramienta que utilizarás cuando busques trabajo. Piensa que es la primera referencia que la empresa tendrá de ti, así que es muy importante causar una impresión positiva.

¿Pero sabes cómo destacar y hacer un buen CV para tu primer trabajo?

Te llevaremos paso a paso a través del proceso de cómo hacer un currículum sin experiencia laboral de forma profesional.

1. Crea un CV personalizado para cada oferta de trabajo

No es necesario que escribas un nuevo CV cada vez, puedes utilizar el primero que escribas como base, pero es importante que lo adaptes a cada oferta de trabajo.

Para ello, debes investigar los requisitos de la vacante y resaltar cualquier experiencia o habilidad que tengas y que consideres relevante para el puesto.

Si lo haces correctamente, estarás a mitad de camino. Por un lado, tu CV se ajustará al perfil adecuado, y por otro, mostrarás a los reclutadores tu compromiso e interés por trabajar con ellos.

2. Destaca tus habilidades y puntos fuertes

Se dice que la experiencia lo es todo, pero esto no siempre es cierto. Hay muchos otros aspectos que las empresas valoran y que puedes destacar.

La primera es tu educación. Tu formación te diferenciará de los demás y te situará en un campo concreto.

Pero si aún no has terminado tus estudios, tu otra mejor baza es tu actitud y tus habilidades.

Porque tu actitud y tus aptitudes profesionales y personales son la garantía de tu idoneidad para el trabajo. Y la experiencia o los conocimientos que te faltan se pueden adquirir.

Por eso debes destacar tus habilidades clave en todo tu CV. Por ejemplo, puedes hablar de tu capacidad para trabajar en equipo o de tu motivación en tu perfil profesional o en la sección de habilidades.

Además, no olvides preparar un ejemplo en el que demuestres estas habilidades para la entrevista. No tienen que ser ejemplos del lugar de trabajo, sino de tu vida cotidiana. Si estás acostumbrado a tomar la iniciativa en lo que haces, por ejemplo, cualquier ejemplo de la vida cotidiana es adecuado.

3. Una sola hoja

Los CV para personas con mucha experiencia deben tener un máximo de 2 páginas, pero en el caso de un CV para perfiles junior, una página es suficiente.

Debes resumir toda la información de tu perfil y poner sólo lo que sea relevante para el puesto. Recuerda que lo bueno si breve, dos veces bueno.

4. Añade palabras clave a tu CV

Las palabras clave son palabras relacionadas con el puesto que solicitas y con tu perfil ideal, que te ayudarán a captar la atención del reclutador.

Determina qué palabras clave debes utilizar en tu CV analizando la descripción del puesto.

5. Utiliza una carta de presentación

Una carta de presentación es un recurso adicional que puede utilizarse para explicar otros aspectos de tu CV sin experiencia laboral.

Puedes utilizarlo para destacar tu formación académica, prácticas, cursos, idiomas, personalidad, habilidades… y explicar por qué cumples los requisitos del candidato que están buscando.

6. Cuida la estética y el formato de tu CV

En otras palabras, apuesta por un buen diseño de CV. ¿Quieres saber por qué? Porque si tu CV se parece a los demás, será uno más.

¿No crees que un diseño atractivo y original puede marcar la diferencia y motivar al reclutador a mirar tu CV?

Ahora, hablemos del formato. Tu CV debe ser fácil y rápido de leer. Por tanto, es importante organizarlo teniendo en cuenta una serie de aspectos.

  • Siempre debes poner todas tus experiencias laborales y estudios en orden cronológico, de lo más reciente a lo más antiguo. De este modo, los reclutadores podrán ver muy claramente cómo se ha desarrollado tu carrera.
  • Resalta las palabras clave utilizando elementos de formato como la negrita y el subrayado, los títulos, los subtítulos o las viñetas.
  • Deben indicarse las fechas de todos los estudios y experiencias laborales.

7. Escritura y ortografía

Utiliza el corrector ortográfico automático de Word en la medida de lo posible. Sin embargo, siempre que crees un CV desde cero o hagas cambios en él, asegúrate de revisarlo al menos dos veces.

No sólo la ortografía, sino también la redacción. Debe ser correcto y comprensible. La gente suele tener errores tontos en sus CV, que pueden corregirse fácilmente con un poco de atención.

No es que te vayan a descartar (necesariamente) de un proceso por el diseño o la ortografía, pero da una mala impresión de descuido y falta de atención por parte del candidato.

Cómo Hacer un Curriculum si no Tienes Experiencia Laboral

Secciones Esenciales de un CV sin Experiencia Laboral

Veamos ahora qué poner en un CV sin experiencia laboral.

1. Datos personales

Actualiza tus datos personales en un lugar visible de tu CV.

Tu nombre y apellidos en letras grandes, para que quede claro quién eres.

Justo debajo, puedes indicar también el título de tus estudios, tu profesión, etc. Por ejemplo, «estudiante de ingeniería agrícola», así como cualquier palabra clave que pueda ser útil para encontrarte.

Y, por supuesto, tus datos de contacto: teléfono, correo electrónico, dirección y tus redes sociales profesionales (LinkedIn, Facebook, Twitter, etc.).

2. Perfil profesional (resumen)

La sección «resumen profesional» es una breve descripción de lo que la persona puede aportar. Siempre es aconsejable incluirlo, pero intenta que no sea demasiado largo (unas pocas líneas son suficientes).

Si has investigado sobre la empresa, puedes personalizar esta parte de tu CV incluyendo información o habilidades que te representen y que puedan ser más interesantes para la vacante (recuerda cambiarlo para cada vacante).

3. Formación académica

Esta sección constituirá la mayor parte de tu currículum sin experiencia laboral, así que ponla por delante y no dejes nada fuera.

Lo primero que hay que hacer es añadir cualquier formación relacionada con el trabajo, y si has cursado alguna especialidad relevante.

Por otro lado, incluye todos los logros académicos. Esto incluye premios, trabajos, becas, buenas notas y, lo más importante, Erasmus. El Erasmus y la experiencia internacional es algo que muchas empresas valoran, ya que ayuda a desarrollar muchas habilidades diferentes como: la independencia, la adaptabilidad o los idiomas.

4. Experiencia laboral

En el apartado «experiencia laboral» puedes (y debes) incluir las prácticas, cualquier trabajo en una empresa familiar, el voluntariado u otros.

De este modo, aunque no se trate de experiencia en tu campo, o incluso si fuera un trabajo no remunerado, los reclutadores podrán ver el nivel de compromiso, la versatilidad y las habilidades blandas que puedes aportar.

Incluye el nombre de la empresa, tu función, las fechas y una breve descripción de lo que hiciste y lo que lograste.

5. Habilidades

Las habilidades blandas o soft skills son la clave para que tu CV destaque.

Piensa que si el trabajo que has solicitado coincide con tu formación, los empresarios ya saben que no tendrás mucha experiencia, y lo que más valorarán en tu CV son las habilidades que tienes y tu actitud.

Por lo tanto, busca las habilidades requeridas para el trabajo y elige las que tienes en función de ello: trabajo en equipo, atención al detalle, proactividad, etc. y dales valor.

¡No los inventes!

Está bien que destaques tus puntos fuertes, pero no pongas cualquier cosa, ya que es muy probable que en la entrevista te pidan ejemplos o te hagan una pregunta para demostrar que realmente tienes las habilidades que has enumerado en tu CV.

Si quieres saber más sobre las habilidades blandas y cómo certificarlas, aquí te damos más información.

6. Otras secciones u otra información de interés

Si tienes espacio extra en tu CV, o si crees que es importante para el trabajo, no olvides incluir información adicional:

  • Idiomas (con un nivel mínimo de B1).
  • Cursos o masterclass.
  • Intercambios en el extranjero.
  • Herramientas tecnológicas con las que estás familiarizado.
  • Actividades extracurriculares que puedan haberte ayudado a desarrollar ciertas habilidades relacionadas con el trabajo.

Sobre todo, los idiomas (a cierto nivel) son muy útiles y una ventaja para la mayoría de los trabajos.

7. Foto

Una foto bien utilizada puede ser un plus en tu CV. Habla por sí mismo, te diferencia de los demás y te hace más memorable.

Utiliza una foto en la que parezcas natural, vestido como lo harías para una entrevista, ni más ni menos, con un fondo neutro, blanco o profesional (como en una oficina, un estudio, etc.).

Intenta centrarla de forma que se vean tu cara y la parte superior del cuerpo (no sólo la cabeza). Y lo más importante de todo… ¡¡¡Sonríe!!!

Una persona sonriente siempre causará mejor impresión que alguien demasiado serio. Puedes ser a la vez profesional y amable.

Ejemplos de Experiencia Laboral en un Currículum

Muchas personas creen que no deben incluir este apartado si no tienen experiencia laboral previa. Aunque esto pueda parecer la solución más lógica, hay algunas estrategias para redactar un CV de experiencia laboral de buena calidad, incluso si no tienes un empleo anterior.

Los trabajos de voluntariado, los trabajos autónomos, los proyectos universitarios pendientes o incluso los trabajos de verano en la tienda de tu familia pueden ser útiles en este apartado. El objetivo es que el reclutador vea que tienes habilidades transferibles que pueden ser útiles para el trabajo, así que esfuérzate en escribir descripciones que se ajusten al trabajo que te interesa.

Te dejamos un par de ejemplos de cómo explicar tu experiencia laboral:

Ejemplo de experiencia laboral para un CV sin experiencia

Voluntario
Residencia de ancianos La Esperanza
Febrero 2021 – julio 2021

  • Ayudé a servir los almuerzos para los 60 ancianos de la residencia.
  • Organicé un programa de actividades recreativas para entretener a los residentes los fines de semana.
  • Implementé un programa de visitas familiares que aumentó la eficacia de la planificación y la logística de los ingresos en residencias de ancianos en un 20%.
  • He recibido una puntuación de 9,2 en mi evaluación.

Soporte técnico
Freelance
Enero 2019 – Diciembre 2019.

  • Realicé el mantenimiento de equipos informáticos para más de 20 clientes.
  • He actualizado el software de los 3 ordenadores del supermercado Mi Compra.
  • He realizado sustituciones de discos duros para 7 clientes diferentes.
  • Tengo una valoración de 4,5 estrellas en mi perfil de Google.

Ejemplo de experiencia laboral para un CV con experiencia

Reportero
Periódico El Informante
Febrero 2018 – Actualidad

  • He escrito más de 400 artículos diferentes para la sección de noticias locales del periódico.
  • He escrito unos 60 artículos que han aparecido en la sección de portada.
  • Mis artículos reciben una media de 11.000 visitas tras ser publicados en la página web del periódico.
  • Nominado para el Premio de Periodismo Actual 2019.

Prácticas
Diario El Independiente
Enero 2017 – diciembre 2017

  • Responsable de la actualización y corrección de las notas publicadas en el portal web del periódico.
  • Colaboré con unos 9 periodistas diferentes en tareas de investigación y comprobación de hechos.
  • Escribí unas 90 notas cortas para la sección de sucesos y sociedad.
  • Responsable de comprobar los datos de contacto y las agendas de más de 40 funcionarios del gobierno local.
Ejemplos de Experiencia Laboral en un Currículum

Convalidar Experiencia Laboral por Titulación

¿Te has preguntado alguna vez cómo conseguir un título oficial que certifique las competencias que has adquirido a lo largo de tu experiencia laboral? Si llevas años trabajando en tu sector, te habrás dado cuenta de que las habilidades y competencias requeridas están cambiando y que la formación juega un papel importante en la promoción y el reconocimiento social del trabajador.

En el mercado laboral actual, es imprescindible tener algún tipo de certificado que acredite tus conocimientos sobre tus competencias profesionales. Esto es evidente en personas que han trabajado toda su vida en el mismo sector y que, cuando tienen que cambiar de trabajo o demostrar sus habilidades, se encuentran con este tipo de obstáculos.

Teniendo esto en cuenta, debes saber que existen oportunidades de acreditar la experiencia laboral que pueden ayudarte a mejorar tu empleabilidad.

Si tienes experiencia laboral en el sector, pero no tienes una acreditación formal, ahora puedes obtenerla mediante el reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas durante todos tus años de trabajo. El programa te permite justificar las competencias profesionales que has adquirido a través de tu experiencia laboral o de cualquier formación no formal.

El objetivo del procedimiento es obtener un certificado de profesionalidad registrado en el catálogo nacional de cualificaciones profesionales. Se trata de un título oficial que refleja las competencias profesionales y la formación teórica que te capacitan para ejercer una actividad profesional concreta.

¿Qué ventajas tiene la acreditación formal de las competencias?

El mercado laboral actual requiere una actualización continua de las competencias formativas que te permitan:

  • Aumenta tus posibilidades de empleo y, por tanto, tus oportunidades futuras.
  • Tener una titulación oficial que te permita acceder a estudios superiores.

En este punto es fundamental destacar la movilidad de los trabajadores en otros mercados laborales internacionales. Disponer de un título oficial válido en toda Europa facilitará el acceso a puestos de trabajo a nivel nacional y europeo.

¿Cómo puedo convalidar mi experiencia laboral?

Podrás presentarte a las convocatorias públicas que cada Comunidad Autónoma anuncie, en las que tendrás que acreditar tu experiencia profesional y los conocimientos teóricos que hayas adquirido. El organismo competente decidirá entonces si te concede o no el título oficial.

¿Qué condiciones debo cumplir para obtener mi certificado de experiencia laboral oficial mediante este procedimiento?

  • Debes ser mayor de edad y tener la nacionalidad española o residir legalmente en España.
  • Experiencia laboral: debes tener al menos 3 años de experiencia profesional, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en los últimos 10 años en el sector para el que deseas obtener el certificado. Para los certificados de nivel 1, se requieren 2 años de experiencia con un mínimo de 1.200 horas trabajadas.
  • Formación teórica: debes presentar al menos 300 horas, en los últimos 10 años anteriores a la solicitud. Para los certificados de nivel 1, se requiere un mínimo de 200 horas.

Cómo obtener el certificado de profesionalidad por experiencia laboral

El proceso de validación de tus competencias en materia de experiencia laboral se divide en cuatro sencillas fases.

  1. Publicación de la convocatoria. En la web oficial del Sepe (Ministerio de Trabajo), encontrarás una lista dividida por familias profesionales y titulaciones. Puedes consultar las convocatorias vigentes en cada Comunidad Autónoma.
  2. Asesoramiento. Un evaluador capacitado por la autoridad competente te dará las pautas para superar la fase de evaluación.
  3. Proceso de evaluación. El comité de evaluación determinará si superas las pruebas para obtener la acreditación que buscas. El sistema de evaluación varía según el criterio del evaluador y puede ir desde una entrevista de trabajo hasta la observación de tus habilidades en el lugar de trabajo.
  4. Acreditación de las competencias profesionales. Se te otorgará el título una vez que hayas superado las evaluaciones. La comisión evaluará si tus competencias están debidamente justificadas y si has aportado toda la información necesaria.

Es decir, una vez acreditadas todas las unidades de competencia que componen un certificado de profesionalidad, se puede tramitar la concesión del título.

Cómo Explicar tu Experiencia Laboral en una Entrevista

Enfrentarse a una entrevista de trabajo es siempre una tarea difícil, tienes que impresionar a los reclutadores, destacar entre el resto de los solicitantes y causar una buena primera impresión. Uno de los puntos más recurrentes durante la entrevista es la experiencia profesional y laboral que tiene el entrevistado, pero hablar de ella no siempre es fácil, puede haber experiencias negativas, puedes caer en la soberbia, o quizás te han despedido y no sabes cómo decirlo.

1. Empieza con una breve descripción del trabajo

En cualquier entrevista de trabajo, el candidato debe saber diferenciarse de los demás. Deben destacar sus logros profesionales para «llamar la atención del reclutador».

2. Comprueba tu CV

Uno de los fallos más comunes de los candidatos no es el nerviosismo, sino la falta de preparación para la entrevista. Revisa bien tu CV, es importante no dudar de las fechas.

3. Gestiona las referencias profesionales

Las recomendaciones son muy importantes, y es aconsejable gestionar referencias profesionales que serán un apoyo adicional durante la entrevista. Internet es un lugar ideal para obtener estos comentarios positivos.

4. ¿Problemas con tus ex-jefes?

La regla de oro de cualquier entrevista de trabajo: nunca mientas. Si te preguntan por tu relación con tus antiguos jefes y has tenido problemas, debes decir la verdad. No se trata de criticar, sino de explicar las diferencias. Puedes contar por qué tuviste una mala experiencia con tu jefe en el pasado y qué aprendiste de ella.

5. Si te han despedido, di la verdad

Ser despedido no es el fin del mundo y no tiene por qué ser algo negativo en tu CV. A veces los despidos están relacionados con motivos ajenos al trabajador: cambio organizativo, expiración de contratos, falta de presupuesto en la empresa o incluso cierre de la misma.

En cualquier caso, es fundamental no perder la compostura y explicar el motivo del despido. Si cometiste el error, también puedes explicar el contexto que te llevó a cometerlo y cómo lo evitarás en tus futuros trabajos.

6. Si estás trabajando, explica por qué quieres un cambio

Se dice que las empresas están acostumbradas a entrevistar a candidatos que ya trabajan en otras empresas. Si te preguntan por qué estás buscando un trabajo, cuando ya tienes uno, debes «mostrar todas tus cartas». Puedes decir que crees que has alcanzado tu techo en tu empresa, que tienes una relación difícil con tu jefe, que crees que no tienes posibilidades de ascenso, etc.

Vídeo: Háblame de ti. Entrevista de trabajo. Ejemplos con y sin Experiencia | Todo sobre la Experiencia Laboral

Si te ha gustado la publicación del equipo de recursos humanos DQTodo sobre la Experiencia Laboral“, Dale al Like, Difunde Conocimiento y Emprendimiento!

Recursos Humanos DQ » Blog » Empleo » Todo sobre la Experiencia Laboral | RRHH DQ