Descripción del proyecto

Como se Hace un Portafolio de Fotos; Construir un portafolio de fotografía es uno de los primeros pasos para ganar dinero como fotógrafo. Te permite mostrar tu mejor trabajo a clientes potenciales y ayuda a otros a ver tus habilidades y valor como artista. Incluso las personas más exitosas de la industria mantienen sus portafolios actualizados con sus trabajos más recientes, por lo que definitivamente tiene sentido considerarlo como parte de tu equipo de trabajo.

Si aún no tienes un portafolio de fotos y deseas crear uno del que puedas estar orgulloso, puedes seguir la guía creada por el equipo de recursos humanos DQ paso a paso.

No tienes que esperar hasta que hayas alcanzado ciertos hitos en tu carrera para crear un buen portafolio. De hecho, es exactamente lo que necesitas para entrar en en mundo de la fotografía. Así es como puedes empezar:

Dispara más

Como requisito principal para tu portafolio, necesitarás tomar tantas fotos (buenas) como puedas. Y como principiante, es probable que aún no hayas pagado por los trabajos, pero está bien. Aprovecha la oportunidad de hacer fotos gratis o baratas para gente que conoces hasta que tengas suficientes fotos para empezar tu portafolio. A medida que avanzas, puedes añadir más (y mejores) fotos que los clientes querrán ver.

Diseñe y segmente

Antes de elegir tus imágenes, planifica cómo quieres que sea tu portafolio. ¿Presentarás una imagen por página o un collage? ¿Las fotos estarán dispuestas de cierta manera? Aparte de eso, querrás especializar tu portafolio para atraer a un mercado en particular. Cree portafolios separados para la fotografía de bodas, eventos, retratos de recién nacidos y de maternidad, y otras subcategorías únicas. Esto le ayudará a comenzar en ciertas áreas de la fotografía. Debes de segmentar las áreas de tu portafolio correctamente en función a tu nicho y/o especialidad.

Seleccione cuidadosamente sus imágenes destacadas

¡Aquí es donde comienza la diversión! Por fin puedes elegir las fotos que quieres incluir en tu portafolio. Ten en cuenta que este puede ser el paso que más tiempo consume, ¿Cómo se hace un portafolio de fotos? pues la selección de las mejores lógicamente es un factor clave. Además de presentar tus mejores fotos, asegúrate de que no haya dos fotos demasiado parecidas entre sí, ya que esto puede sugerir que eres un fotógrafo perezoso. Así que si estás fotografiando gente, no incluyas fotos posteriores con sólo cambios sutiles en la posición de su cuerpo o en la iluminación. Debe haber diferencias bastante obvias que ayudarán a mostrar tu creatividad como fotógrafo.

Considere el orden de las imágenes

Aquí hay una cosa que debes recordar cuando pongas tus fotos en orden: Los clientes no siempre terminan de ver todo el portafolio, así que querrás que tu primera imagen sea asombrosa. Pero también hay clientes que buscan fotógrafos versátiles, así que querrás que tu última imagen sea excelente. Mantén el impulso mezclando tus favoritas en el medio y termina el portafolio con imágenes notables.

Producir impresiones de alta calidad

Uno de los secretos para crear un portafolio visualmente atractivo es asegurarse de producir impresiones de la más alta calidad posible. Lo primero que debes recordar es que tus archivos de imagen deben tener una resolución muy alta, ya que los píxeles importan al imprimir. Si los haces imprimir por otra persona, acude a una imprenta fotográfica de confianza conocida por producir impresiones en color precisas y de alta calidad. Y si lo imprimes tú mismo, necesitarás una impresora fotográfica profesional y fiable.

Consejo adicional: También debes crear un portfolio de fotos online para ampliar tu alcance. Tener ambos permite que más personas de todo el mundo vean tu trabajo a su conveniencia y también da a los clientes interesados la oportunidad de ver tu trabajo con más detalle cuando te conozcan.

¿Cómo ser Fotógrafo profesional?

Consejos para crear un Portafolios de Fotos Profesional

Cualquiera puede crear un portafolio de fotos, pero sólo unos pocos tendrán un impacto. Aquí hay algunos consejos para asegurar que su portafolio sea profesional y que valga la pena verlo.

Simplifica

Piensa en tu portafolio como un vistazo a tu estilo artístico y tus habilidades como fotógrafo. No se supone que contenga todas tus fotos, sino sólo un puñado de imágenes que realmente hablen a tus espectadores. Si encuentras algo raro en algunas de tus imágenes, no las incluyas. Siempre puedes mostrar tus otras favoritas en un blog o en un álbum online.

Elige imágenes con impacto

Si tienes que explicar por qué una fotografía en particular es genial, no la incluyas en tu portafolio. A tus clientes potenciales no les importará que te enfrentes a tormentas sólo para capturar una imagen sorprendente si los resultados no se muestran. Recuerda, tus fotografías deben hablar por sí mismas. Siempre puedes compartir tus fotos más desafiantes más adelante, pero mantenerlas fuera de tu portafolio personal te ayuda a reducir el número de páginas y a mantener tu portafolio fuerte.

Busca una segunda opinión

Si realmente tienes dificultad para dejar de lado algunas imágenes, ayuda tener una segunda (o tercera) opinión de otro fotógrafo. Pregúntales lo que piensan y cómo se sienten acerca de tu foto. Hacerlo puede ayudarte a ver tus imágenes desde la perspectiva de otras personas, dándote un mejor juicio sobre si vale la pena o no incluir alguna de ellas en tu portafolio.

Piensa en tu público objetivo

Hablando de tu público objetivo, son especialmente importantes a la hora de decidir el diseño y el contenido de tu portafolio. Piensa en la gente que verá nuestro portafolio. ¿Qué querrán ver? Elige imágenes que creas que tu público querrá pagarte para que las crees para ellos. Lo mismo ocurre con el contenido y el diseño de tu sitio web.

Manténgalo simple

Cíñete al propósito de tu portafolio: mostrar tus mejores fotos. No hay necesidad de usar papel llamativo, largos pies de foto (si los hay), y otros elementos que puedan desviar el enfoque de tu trabajo. Haz que tus fotos sean la característica principal de tu portafolio y permíteles que hablen por ti. Siempre y cuando hayas elegido el tipo de imágenes adecuadas para presentarlas y continúes construyendo tu portafolio a lo largo del camino, puedes estar seguro de que te representará bien en tu mercado.