logo

Select Sidearea

Populate the sidearea with useful widgets. It’s simple to add images, categories, latest post, social media icon links, tag clouds, and more.
hello@youremail.com
+1234567890

El próximo truco de Buffet será su propia volatilización | Compañías

el próximo truco de buffet será su propia volatilización | compañías El próximo truco de Buffet será su propia volatilización | Compañías 1515670738 137335 1515670846 rrss normal

El próximo truco de Buffet será su propia volatilización | Compañías

Cuando Warren Buffett promueve dos tenientes para altos cargos en su grupo, la pregunta obvia es si uno podría ser su sucesor. Es mejor preguntarse si lo necesita en absoluto. En cierto modo, el oráculo de Omaha haría bien en hacer que su papel sea lo más superfluo posible.

Berkshire Hathaway designó a Greg Abel y Ajit Jain como vicepresidentes el miércoles, y los integró en un consejo ampliado de 14 personas. En una empresa tradicional, podría parecer una forma de casting para un futuro líder. Vea a los co-presidentes David Solomon y Harvey Schwartz en Goldman Sachs, cualquiera de los cuales podría sucederle al jefe Lloyd Blankfein, quien ha ocupado el cargo durante 12 años. Este método tiene la ventaja de garantizar que los ejecutivos se centren en superarse unos a otros en lugar de derrocar a su mentor.

Las cosas son diferentes en Berkshire. Buffett ha defendido un modelo de descentralización extrema: solo tiene un par de docenas de empleados. Como presidente y CEO, toma las decisiones cruciales de asignación de capital, pero no participa en asuntos operacionales de más de 90 divisiones, incluyendo el textil Fruit of the Loom o la aseguradora de vehículos Geico y la compañía de dulces See’s Candies. [19659002] Si reemplazar una leyenda de inversión es inútil, podría ser más inteligente no intentar siquiera, y en su lugar dispersar el poder de Berkshire una vez que Buffett se haya ido. Eso es lo que ya estás haciendo en la práctica. Mencionó a su hijo, Howard, como posible presidente, y en los últimos años ha incorporado a dos gerentes de cartera senior que un día reportarán a un CEO sin nombre, que podría ser Abel, Jain o incluso ambos. Puede sonar como dulce de azúcar, pero también es una división del trabajo sensata, que permite al propio Buffet retirarse en la distancia.

Cualquiera que sea la constelación ejecutiva que lo reemplace, tendrá que convencer a los inversores de que la empresa debe sobrevivir a él. . No será fácil: hay motivos para que la mayoría de las participaciones se negocien con un descuento, y Berkshire ha superado modestamente al S & P en los últimos 15 años. La mejor opción para Buffett es hacer el cambio casi imperceptible, y llevarlo prácticamente sin hacerlo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews . Las opiniones son tuyas La traducción de Carlos Gómez Abajo es responsabilidad de CincoDías .

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website