logo

Select Sidearea

Populate the sidearea with useful widgets. It’s simple to add images, categories, latest post, social media icon links, tag clouds, and more.
hello@youremail.com
+1234567890

El propietario de Ramón Bilbao y Lolea prepara su expansión en China | Compañías

El propietario de Ramón Bilbao y Lolea prepara su expansión en China | Compañías

Zamora Company ha vivido tres meses agitados. El propietario de la bodega Ramón Bilbao o Liquor 43 ha cerrado la compra de cuatro nuevas marcas, incluida Lolea, para ampliar su cartera. Ahora, el objetivo es consolidarlos y preparar los próximos años de crecimiento, especialmente internacionales, con el objetivo de alcanzar a China en el horizonte.

El director general del grupo familiar, Emilio Restoy explica que la última creación de una estructura comercial en el país asiático con un socio local para preparar su desembarco en dicho mercado. "Es un país muy interesante pero al mismo tiempo complicado ingrese. Será muy relevante para nosotros a largo plazo", enfatiza.

En el corto plazo, Restoy asegura que el objetivo es integrar las nuevas marcas en el funcionamiento de la empresa. Ya este año se observará el impulso de las adquisiciones, ya que se espera que crezca un 19%, en comparación con la facturación de 2017, cuando alcanzó los 160 millones en ingresos. Sin las nuevas marcas, el aumento sería del 6%. El gerente explica que el objetivo es lograr una facturación en 2020 entre 220 y 230 millones euros, lo que representará un avance de aproximadamente 40% en comparación con 2017.

En crecimiento La compañía juega un papel fundamental en vender fuera de España. "Hace dos años, el consejo tomó la decisión de de emprender la internacionalización del grupo ", señala Restoy. Actualmente, el 45% de los ingresos de Zamora Company provienen del exterior. "Nuestro objetivo es alcanzar entre el 55% y el 60% para 2020", dice el gerente.

Más allá del compromiso a largo plazo con el mercado chino, Restoy asegura que los mercados en los que centrará su actividad son Alemania, el Reino Unido, los Países Bajos, los países escandinavos, México, los Estados Unidos, América del Sur y Australia.

En este objetivo de crecimiento fuera de España, se enmarcan las cuatro adquisiciones que se han cerrado en los últimos tres meses. "Hemos estado trabajando en ello durante mucho tiempo, pero ha coincidido que todos han cristalizado al mismo tiempo", dice. Estas compras incluyen la marca de whisky americano Yellow Rose, la ginebra británica Martin Miller, la española Lolea y el limoncello Villa Massa. Restoy asegura que se han centrado en "empresas pequeñas y jóvenes, en el segmento premium y con un equipo de gestión que se mantiene a la cabeza de la empresa". A partir de ahora, no se considerarán nuevas compras, "excepto en casos muy estratégicos y muy pequeños".

La compañía no ha proporcionado el valor de estas operaciones, pero Restoy asegura que se les ha provisto con sus propios recursos y con financiamiento externo. Sin embargo, argumenta que el objetivo es seguir siendo una empresa familiar y descarta la entrada de un socio a pesar de que "hemos recibido un acercamiento".

La compañía también se está preparando para emprender un aumento en la producción en algunas de sus marcas para poder cubrir el impulso previsto en las ventas. Este es el caso del whisky Yellow Rose, cuya destilería se ha quedado pequeña y el grupo ya planea comenzar a construir una expansión en Houston a partir del próximo año. Además, la producción aumentará en Galicia, donde tiene la bodega Mar de Frades. En el caso de Ramón Bilbao, la compañía no espera aumentar la producción en cantidad, sino reposicionar la marca para lograr un mayor valor.

Calor y Cataluña consumo lento

Espirituosas . Emilio Restoy, director de la empresa Zamora, reconoce que en 2017 el crecimiento del consumo en España se ha desacelerado. El director atribuye esta evolución menos positiva a las altas temperaturas, que van en detrimento de los espíritus, y a la situación política en Cataluña.

Impuestos. Además, el gerente enfatiza que el aumento de impuestos sobre las bebidas espirituosas en 2016 ha tenido un "impacto muy fuerte" en el sector, ya que ha causado un aumento en los precios. "Ha sido parte del freno del sector y es una desventaja competitiva con otras bebidas como la cerveza", dice.

2018 positivo. El gerente confía en que este año se cerrará nuevamente positivo "si hay estabilidad".

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies