logo

Select Sidearea

Populate the sidearea with useful widgets. It’s simple to add images, categories, latest post, social media icon links, tag clouds, and more.
hello@youremail.com
+1234567890

El agujero de Carillion es un mal augurio para otros | Compañías

El agujero de Carillion es un mal augurio para otros | Compañías

[ad_1]

El agujero Carillion es una llamada de atención para las empresas británicas y sus bancos. La empresa de construcción, que entró en liquidación el lunes, calculó el descubrimiento de sus empleados & # 39; planes de pensiones en 661 millones de euros. Esa responsabilidad ahora se ha transferido al Fondo Estatal de Protección de Pensiones (PPF), que estima que son alrededor de 1.000 millones. Estas son malas noticias para los acreedores de Carillion, incluido Santander, y un mal augurio para las empresas con pasivos similares.

Los bancos y tenedores de bonos que prestaron a Carillion 1.100 millones de euros y desean recuperarlos deberán hacer frente a los 14 fondos de pensiones distintos de la empresa, que cuentan con más de 27.500 miembros.

El PPF – un programa financiado por la industria que interviene si una empresa quiebra – evalúa la responsabilidad de conformidad con la sección 179 de la Ley de Pensiones del Reino Unido. Aunque el PPF generalmente aplica una reducción del 20% a las pensiones, su cálculo utiliza los rendimientos de los bonos soberanos, que se encuentran en niveles bajos. Por lo tanto, corrige el agujero en más de 1,5 veces la estimación más reciente de Carillion, que se basó en otras suposiciones.

La capacidad de las obligaciones relacionadas con pensiones para dispararse cuando una empresa tiene problemas debe activar la alarma de los bancos e inversores. Se estima que las 350 empresas británicas más grandes tienen unos 96,000 millones de euros en compromisos de pensiones no financiadas, según la consultora con sede en Londres Hymans Robertson.

El PPF tiene un alcance limitado para cubrir compañías en quiebra. Tiene alrededor de 34,000 millones de euros en activos y un excedente de 7,000 millones. Hacerse cargo de los 14 planes de pensiones de Carillion hará mella en esas cifras; otras seis bancarrotas corporativas de tamaño similar terminarían con reservas.

La decisión de Carillion de continuar pagando bonos a los ejecutivos y dividendos a los accionistas a pesar de tener sus planes de pensión financiados solo la mitad ahora está buscando con lupa. Las empresas británicas con descubrimientos similares también deberían esperar más dureza de sus acreedores e inversores.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews . Las opiniones son tuyas La traducción de Carlos Gómez Abajo es responsabilidad de CincoDías .

[ad_2]

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies